Alquiler de coches Bucarest

¡Busque, compare y reserve!

Indicar ciudad o código de aeropuerto
¿Por qué reservar a través nuestro?
  • Cancelación sin cargo Hasta 48 horas antes de la hora de recogida acordada
  • Mejor precio garantizado ¿Has encontrado un precio mejor? Cuéntanoslo y te haremos una oferta mejor
  • 8000+ lugares de recogida Ubicaciones en todo el mundo
Cancelación sin cargo
Mejor precio garantizado
Su socio desde 2004

Alquiler de coches Bucarest

  1. Página de inicio
  2. Alquiler de coches Bucarest

Alquilar un coche en Bucarest es fácil, rápido y transparente en Alquiler-de-coches.es. Le mostramos las opciones más económicas de la amplia gama de coches de alquiler en 125 países y 17.000 lugares de todo el mundo. Ofrecemos un coche de alquiler con todo incluido en Bucarest, al mejor precio y ¡le garantizamos el mejor servicio!

Información sobre Bucarest

Compañía de alquiler Bucarest
Compañía de alquiler Bucarest

La capital de Rumanía respira historia, pero desde la caída del comunismo también mira con optimismo hacia el futuro. El pasado se manifiesta en los muchos edificios históricos. Desde las impresionantes mansiones de la época del Principado de Valaquia hasta las iglesias del periodo bizantino, pasando por la arquitectura modernista de los años 30 del siglo pasado e incluso los monstruosos edificios del dictador Ceaucescu.

Un ejemplo principal de esto último es el Parlamento (Palatul Parlamentului). Inspirado por el estilo arquitectónico de Corea del Norte, es el segundo edificio gubernamental más grande del mundo (después del Pentágono). Se hacen visitas que tratan principalmente sobre la paranoia de Ceaucescu. Por ejemplo, la sala más grande (Sala Unirii) tiene un techo solar, lo suficientemente grande como para que pueda aterrizar en el un helicóptero. El Museo Nacional de Arte (Muzeul National de Arta) se encuentra en un ala del Parlamento hecha de cristal, y contiene obras de maestros italianos, alemanes y neerlandeses. Podrá encontrar arte rumano en el Museo Zambaccian. También incluye obras de Picasso, Cézanne, Delacroix, Renoir y Matisse.

Ceaucescu cayó el 21 de diciembre de 1989, cuando cientos de miles de personas se reunieron en la Plaza de la Revolución (Piata Revolutiei). El dictador pensaba que venían a mostrar su apoyo después de la disolución de una revuelta en la ciudad de Timisoara. Pero cuando el dictador salió al balcón, la gente empezó a entonar el nombre de la ciudad. Fue el fin de Ceaucescu. En la plaza hay un documento que conmemora el renacimiento de Rumanía, y que recibe el apodo burlón de "aceituna en un palillo".

Podrá pasear durante horas por el centro histórico. Su corazón está formado por las ruinas del Antiguo Tribunal Real (Curtea Veche) y por la iglesia que estaba junto a él, la más antigua de Bucarest. Al norte se encuentra el distrito de Lipscani, que tradicionalmente solía ser una zona de mercaderes. Aquí también podrá encontrar la Biserica Stavropleos, sin duda la iglesia más hermosa de la capital rumana. Uno de los edificios adyacentes contiene iconografía y murales del siglo XVIII.

Bucarest tiene uno de los mejores y más antiguos museos al aire libre del mundo. En el Museo de la Villa (Muzeul Satului) podrá aprender sobre cómo era la vida rural de Rumanía. Este museo se encuentra en el Parque Herestrau que, junto con el jardín botánico Expoflora y la Isla de las Rosas son una visita obligada para los amantes de las flores. No se olvide de visitar las calles que rodean el parque, donde hay hermosas casas: desde arquitectura neoclásica del siglo XIX hasta el Art Nouveau del siglo XX. Este distrito siempre ha sido y sigue siendo donde reside la élite de Bucarest. El parque Cismigiupark también está en el centro de la ciudad, e incluye bustos de escritores rumanos y un monumento a los soldados franceses que murieron en Rumanía durante la Primera Guerra Mundial.

Bucarest y sus alrededores

La región en la que se encuentra la ciudad está poblada de lagos. En uno de esos lagos, a 15 kilómetros al este de Bucarest, se encuentra el Monasterio de Cernica, en una isla. El monasterio se remonta al siglo XVII y servía de centro de formación para crear arte religioso en el siglo XIX. El monasterio cerró después de la Segunda Guerra Mundial, pero desde 1995 residen en él unos 80 monjes. Después de visitar el monasterio podrá disfrutar de un baño en el lago.

A veinte kilómetros al norte de Rumanía, en Snagov, hay otro monasterio en una isla pequeña. Aquí es donde está enterrado el Conde Vlad III, que más tarde se daría a conocer con el nombre de Drácula en libros y películas. El camino hacia el monasterio no está claramente señalizado, y solamente se puede llegar a la isla en barco.

Más al norte se encuentra Sinaia, en el Cárpato, con el Castillo Peleş, la residencia de verano del Rey Carol I. El famoso compositor rumano George Enescu pasaba los meses de verano aquí, y su casa ha sido transformada en un museo. En un precioso edificio neoclásico también hay otro museo dedicado a Enescu. En los alrededores de Sinaia podrá realizar agradables excursiones que atraviesan las montañas o disfrutar de alguno de los jacuzzis. Sinaia es la principal zona de esquí de los alrededores durante los meses de invierno.

Aparcamiento

Con la caída del comunismo y la recuperación económica de Rumanía, el tráfico ha aumentado considerablemente en la ciudad. Los alrededores del casco antiguo son bastante ajetreados y caóticos. Por razones de seguridad no le recomendamos que aparque su coche en la calle. Hay varios garajes de estacionamiento por el centro, aunque no están claramente señalizados.

Aeropuerto

El Aeropuerto Internacional Henri Coandă es el aeropuerto más grande de Bucarest, y está a 16 kilómetros del norte de la capital de Rumanía, en Otopeni. Se puede acceder fácilmente al aeropuerto con un coche de alquiler: se encuentra junto a la carretera nacional principal (DN 1) que va desde la capital hasta el aeropuerto. La salida del aeropuerto está claramente señalizada.

El aeropuerto de Arel Vlaicu es más pequeño y está más cerca de Bucarest (a 8 kilómetros del centro de la ciudad) y lo usan principalmente las aerolíneas de bajo coste.