Alquiler de coches Catania

¡Busque, compare y reserve!

Indicar ciudad o código de aeropuerto
¿Por qué reservar a través nuestro?
  • Cancelación sin cargo Hasta 48 horas antes de la hora de recogida acordada
  • Mejor precio garantizado ¿Has encontrado un precio mejor? Cuéntanoslo y te haremos una oferta mejor
  • 8000+ lugares de recogida Ubicaciones en todo el mundo
Cancelación sin cargo
Mejor precio garantizado
Su socio desde 2004

Alquiler de coches Catania

  1. Página de inicio
  2. Alquiler de coches Catania

Alquilar un coche en Catania es fácil, rápido y transparente en Alquiler-de-coches.es. Le mostramos las opciones más económicas de la amplia gama de coches de alquiler en 125 países y 17.000 lugares de todo el mundo. Ofrecemos un coche de alquiler con todo incluido en Catania, al mejor precio y ¡le garantizamos el mejor servicio!

Información sobre Catania

Compañía de alquiler Catania
Compañía de alquiler Catania

Catania está situada a la sombra del volcán más activo de Europa, el Monte Etna, que es a su vez la mayor atracción de la ciudad en Sicilia, por lo que es una visita obligatoria. El Etna también ha causado desgracias en la ciudad de Catania. En 1669 hubo una gran erupción volcánica y la ciudad quedó sepultada bajo la lava. Antes de que pudieran pasar treinta años, Catania fue destruida de nuevo, esta vez por un terremoto. Pero sus habitantes han reconstruido la ciudad, y en la actualidad Catania es un buen ejemplo de arquitectura barroca del siglo XVIII.

La mayor parte de la catedral original de Catania fue destruida en el terremoto de 1693. Solamente el ábside (hecho de lava) data de antes del terremoto. También pudieron conservarse una estatua de la Virgen María del siglo XV y un sarcófago romano bellamente decorado. En la Cappella di Sant'Agata hay un sarcófago que representa la erupción del Etna de 1669.

En la Piazza Duomo hay una imagen icónica de la ciudad, la Fontana dell'Elefante. La estatua del elefante está hecha de lava y el elefante lleva un obelisco egipcio con jeroglíficos a la espalda. Representa la resistencia de Catania: una ciudad que consigue remontar cada vez que ocurre un contratiempo, y que incluso convierte el material que destruyó la ciudad en arte.

Al norte de Catania hay un hermoso parque, Villa Bellini, que se extiende por varias colinas. Aquí podrá escapar del calor de la ciudad, con una vista panorámica del Etna. La higuera del parque es la más grande del mundo, según los cataneses.

El Castello Ursino fue construido en el siglo XIII en medio del mar, pero tras varias erupciones del Etna, éste ya no es el caso. El castillo es uno de los pocos edificios que sobrevivió al terremoto de 1693. El fuerte, con sus cuatro torres, ahora alberga el museo municipal de Catania. Aquí podrá encontrar hallazgos arqueológicos, además de cuadros del siglo XIX.

En el Museo Emilio Greco podrá ver obras de este famoso pintor siciliano. A través de esa misma entrada llegará al lugar donde nació Vincenzo Bellini, que compuso principalmente óperas.

Junto a estos museos hay un anfiteatro romano, en la Via Vittorio Emanuele. Puede visitar los túneles donde los gladiadores se preparaban para sus batallas (a menudo sangrientas). En el siglo XVII se construyó una carretera que cruzaba el anfiteatro, y aún puede verse lo que queda de ella. En los años 50 se tomó la decisión de quitar esa carretera para restaurar el teatro en toda su gloria, aunque esto no se lograse del todo.

En Catania hay varias cafeterías, bares y discotecas. La mayoría se encuentran en la zona que rodea la catedral. Los hoteles también están principalmente en esta zona. Catania ofrece una amplia oferta de alojamiento, aunque durante los meses de verano es conveniente reservar su hotel con bastante antelación.

La mayor atracción de Catania es el volcán Etna. Su cima está a 3300 metros de altura, y es el volcán más alto de Europa. Hay un tren que rodea la montaña y sale de Via Caronda, en Catania. También podrá llegar al monte Etna en coche, a través de la carretera de circunvalación este (Tangenziale Ovest),cogiendo la salida hacia Gravina. Si continúa hacia el norte llegará a Rifugio Sapienza, donde podrá alquilar un jeep con un guía que le guiará hasta la cima. También es posible escalar hasta la cima, pero es una subida complicada, así que no lo intente sin un guía. Se trata de profesionales que cuentan con información actualizada de las condiciones del Etna, y si el volcán muestra signos de actividad, las visitas guiadas se cancelan.

A los pies del Etna se encuentra el pueblo de Acireale, que también fue reconstruido después del terremoto de 1693. Al igual que ocurre en Catania, el estilo arquitectónico que predomina aquí es el Barroco. La iglesia de San Sebastiano es el símbolo que representa la resurrección del pueblo. El Carnaval de Acireale es espectacular. Además podrá visitar la reserva natural de Timpa, un espacio protegido para la flora y la fauna del Etna.

En la antigua Grecia, Siracusa, al sur de Catania, era una ciudad importante. Existen muchas reliquias de esa época, y durante los meses de verano se representan obras de autores griegos.

Aparcamiento

En Catania el tráfico no es tan frenético como en Palermo, pero no hay mucha diferencia. Además, muchas calles son estrechas y suelen tener un sistema de tráfico en un solo sentido, por lo que a veces resulta difícil saber en qué dirección se va. Encontrar un aparcamiento en la calle es casi imposible. Por tanto, no le recomendamos que conduzca por el centro. Puede aparcar su coche en el hotel y usarlo para explorar la zona.

Aeropuerto de Catania

El aeropuerto de Catania está a siete kilómetros al suroeste de la ciudad. Se puede llegar fácilmente al Aeropuerto Internacional de Catania que se encuentra junto a la autopista A-19 hacia Palermo.