Alquiler de coches Reikiavik

¡Busque, compare y reserve!

Indicar ciudad o código de aeropuerto
¿Por qué reservar a través nuestro?
  • Cancelación sin cargo Hasta 48 horas antes de la hora de recogida acordada
  • Mejor precio garantizado ¿Has encontrado un precio mejor? Cuéntanoslo y te haremos una oferta mejor
  • 8000+ lugares de recogida Ubicaciones en todo el mundo
Cancelación sin cargo
Mejor precio garantizado
Su socio desde 2004

Alquiler de coches Reikiavik

  1. Página de inicio
  2. Alquiler de coches Reikiavik

Alquilar un coche en Reikiavik es fácil, rápido y transparente en Alquiler-de-coches.es. Le mostramos las opciones más económicas de la amplia gama de coches de alquiler en 125 países y 17.000 lugares de todo el mundo. Ofrecemos un coche de alquiler con todo incluido en Reikiavik, al mejor precio y ¡le garantizamos el mejor servicio!

Información sobre Reikiavik

Compañía de alquiler Reikiavik
Compañía de alquiler Reikiavik

La capital de Islandia no es el destino adecuado para aquellos que quieran todas las comodidades. Es decir, un clima soleado, templado y agradable. Para la gente acomodada, sin embargo, sí que es un buen destino, porque no es una ciudad barata. Esto no significa que aquellas personas que tengan un presupuesto más ajustado no puedan volar a Reykjavik. La capital más septentrional del mundo es única: una ubicación entre el océano, las montañas y los campos de lava, en un paisaje inmaculado y abrupto, unos peculiares habitantes por cuyas venas aún corre sangre vikinga, y una vida nocturna animada y exuberante.

Reykjavik significa "bahía llena de humo". Cuando el vikingo Ingolfur Arnarson llegó a la isla volcánica, creyó que el vapor era humo. A pesar del "humo", decidió establecer allí su campamento, y así fue como empezó lo que hoy en día es la capital. No habría podido elegir un lugar mejor: al norte, la ciudad está protegida por del frío Viento Polar por una montaña de 914 metros de alto, el Esja, y su ubicación en la Faxaflóibay ayuda a regular el clima.

La mayoría de los turistas llegan a Islandia atraídos por la naturaleza escarpada del país, aunque la capital ofrece muchas actividades distintas. Para empezar, están las casas de colores. Disfrute para dar un paseo por Reykjavik o vaya a la Hallgrímskirkja. Desde la torre de esta iglesia tendrá una impresionante vista de la ciudad. Puede ver la iglesia desde cualquier parte de la ciudad, pero si desea saber su localización exacta, está al final de la calle comercial Skolavordustigur, donde encontrará pequeñas boutiques y tiendas de souvenirs.

La calle comercial más antigua de Reykjavik es Laugavegur. Aquí podrá encontrar tiendas de diseñadores islandeses, además de ropa de segunda mano, y joyas en las calles secundarias. Aquellos que disfruten las actividades al aire libre pueden comprar ropa de deporte y de exterior de marcas como 66 North y Cintamani. No son baratas, pero sí de la más alta calidad. El centro comercial Kringlan le hace competencia a esta calle comercial, Laugavergur. Además de tiendas, tiene restaurantes, bares, un teatro y cine. Cada domingo hay un mercado llamado Kolaportið en un antiguo almacén del puerto. Aquí podrá probar las especialidades de la cocina islandesa, como el hakarn. A los islandeses le encanta. ¿Que qué es? ¡Carne de tiburón fermentada! (fermentada es una forma bonita de decir podrida). ¿No le apetece? Por suerte, también podrá probar otros platos excelentes de Islandia, como salmón y langosta frescos.

En el Museo Nacional podrá aprender cómo ha evolucionado Islandia desde la época vikinga hasta convertirse en la ciudad que es actualmente. El SagaMuseum también muestra la historia de Islandia, pero principalmente a través de mitos y leyendas antiguos. Este museo está situado en un lugar especial: en uno de los depósitos de agua caliente de Perlan(Perla). En la cúpula de este complejo, que está en una colina, hay un restaurante giratorio donde podrá disfrutar de una preciosa vista de la ciudad mientras cena.

Ya lo hemos mencionado: Reykjavik es una ciudad peculiar, y por tanto también tiene un museo peculiar: el único museo del falo del mundo. En efecto: es un museo dedicado al pene. Se exhiben (partes de) penes de más de doscientas especies, incluidas ballenas, osos polares y morsas. Y sí, también hay muestras del Homo Sapiens.

La vida nocturna de Reykjavik es exuberante. Al menos durante los fines de semana, porque durante la semana los islandeses trabajan duro y se van a la cama temprano. Pero los viernes y los sábados por la noche se dedican a la fiesta. ¿Hemos dicho "por la noche"? En realidad, debería ser la "madrugada", ya que empieza a haber ambiente a partir de medianoche. Hay un gran número de pubs, bares, discotecas y clubes. Los más populares son fáciles de encontrar: son los que tienen las colas más largas. Los islandeses suelen esforzarse en la vestimenta cuando salen, y en algunos lugares no le dejarán entrar si lleva vaqueros.

El museo al aire libre Arbaejarsafn se encuentra al este de la ciudad. Aquí se concentran casas tradicionales, granjas, iglesias y otros edificios. No es solamente una colección de edificios, sino que se ha convertido en una especie de pueblo, con voluntarios vestidos de típicos que realizan manualidades tradicionales incluidos. El museo está abierto en junio, julio y agosto.

El géiser más famoso del mundo es precisamente del que deriva la palabra: el Geysir. Se encuentra al este de Reykjavik y ya no está muy activo. El géiser activo Strokkur se sitúa junto a él, y escupe una fuente de agua caliente cada cinco minutos. Estos géiseres son parte del Parque Nacional Thingvellir. Más al este encontrará las espectaculares cascadas de Gullfoss, que se congelan durante los meses de invierno.

Al sur del aeropuerto está una de las mayores atracciones de los alrededores de Reykjavik: el lago de agua templada Blue Lagoon. El precio de la entrada es un poco elevado, pero casi nadie quiere saltarse esta visita. El lago, poco profundo, está rodeado de rocas de lava negra. Dese un baño de vapor en una de las cuevas, o una ducha refrescante bajo la cascada.

Al norte de la capital de Islandia se encuentra la montaña Esja. Se trata de una popular zona de escalada y los diferentes caminos que llevan a la cima están bien señalizados. Hafnarfjörour es un suburbio al suroeste de Reykjavik. De mayo a septiembre salen barcos desde el puerto para ver las ballenas y los delfines en alta mar.

Con su coche de alquiler podrá desplazarse por la carretera de circunvalación que da la vuelta a toda la isla, empezando desde Reykjavik. Cerca de la carretera de circunvalación (en la costa sur) se encuentra la montaña más alta de Islandia, el volcán Hvannadalshnúkur, que forma parte de una extensa e impresionante zona de glaciares. La carretera de circunvalación es transitable durante todo el año, pero si se desvía de esta ruta puede acabar en carreteras en mal estado o sin pavimentar. Para conducir por las carreteras del interior montañoso es necesario tener un 4x4.

Los viajeros que acudan a Reykjavik con un presupuesto limitado tendrán dificultades para encontrar alojamiento, a excepción del gran campamento Laugardalur, al este del centro. La ciudad atrae cada vez a más turistas, así que le recomendamos que reserve su alojamiento con antelación. Tenga en cuenta que durante los meses de invierno, algunos hoteles permanecen cerrados.

Aparcamiento

Reykjavik tiene el mayor número de coches por persona en el mundo. Esto significa que a los islandeses les encantan los coches, y la capital refleja esto. Hay grandes zonas de aparcamiento tanto en la calle como en garajes de estacionamiento. Y, a pesar de que muchas cosas en Islandia son caras, las tarifas de aparcamiento no lo son, sobre todo si se comparan con las tarifas de otras capitales europeas.

Aeropuerto

El aeropuerto de Reykjavik se encuentra a cuarenta kilómetros al suroeste de la capital. Se puede acceder al Aeropuerto Internacional de Keflavík fácilmente con un coche de alquiler tomando la carretera principal 41(Reykjanesbraut).