Alquiler de coches Nueva York

Indicar ciudad o código de aeropuerto
Mejor precio garantizado
Cancelación sin cargo
Su socio desde 2004

Alquiler de coches Nueva York

  1. Página de inicio
  2. Alquiler de coches Nueva York

Alquilar un coche en Nueva York es fácil, rápido y transparente en Alquiler-de-coches.es. Le mostramos las opciones más económicas de la amplia gama de coches de alquiler en 125 países y 17.000 lugares de todo el mundo. Ofrecemos un coche de alquiler con todo incluido en Nueva York, al mejor precio y ¡le garantizamos el mejor servicio!

Información sobre Nueva York

Compañía de alquiler Nueva York
Compañía de alquiler Nueva York

La ciudad entre ciudades. La ciudad que nunca duerme. La Gran Manzana. Éstas son solamente unas pocas características de Nueva York, y son completamente ciertas. Pero también son clichés sin significado para quien no haya estado nunca allí. Quien haya visitado la ciudad, asegurará que no hay ningún cliché que se corresponda con Nueva York. Porque si hay una ciudad que cambia constantemente, es Nueva York. Esta ciudad versátil, dinámica, frenética y apremiante es el producto de las personas de diferentes culturas que se han establecido aquí. Nueva York es una verdadera ciudad multiétnica, y, por tanto, quizá sea la ciudad menos americana de Estados Unidos. ¡Nueva York es simplemente Nueva York!

Al llegar a Nueva York por primera vez, puede que el paisaje le resulte familiar. Ya hemos visto las calles y la silueta de la ciudad muchas veces en televisión y en películas. Tras la destrucción de las Torres Gemelas, el Empire State Building (con sus dos miradores) vuelve a ser el edificio más alto de la ciudad. Al menos hasta que se construya el nuevo World Trade Center, porque las nuevas torres serán todavía más altas que las anteriores. Desde el tejado del General Electric Building (Top of the Rock

El rascacielos General Electric es parte del Rockefeller Center, un complejo de edificios que se encuentra en el corazón de Manhattan. El Centro está formado por Rockefeller Plaza, donde hay una gran representación de Prometeo y en el que, unas semanas antes de Navidades, se coloca un árbol de Navidad y se decora. Una de las atracciones es el Radio City Music Hall, una sala de conciertos y de teatro de estilo modernista, anteriormente conocida como El Sitio de Mayor Interés Turístico de la Nación.

Y hablando de espectáculos, en Nueva York no le faltarán. El foco del teatro es, por supuesto, Broadway, con las impresionantes luces de Times Square y sus calles secundarias (pasando Broadway), aunque también encontrará teatros en el resto de la ciudad. Broadway suena mágico, pero no todos los espectáculos son un éxito. Hay producciones que son un completo fracaso en Broadway, aunque también hay ejemplos de actuaciones que empezaron en un pequeño teatro de una calle desconocida y que han logrado llegar hasta Broadway. Para asistir a alguno de los grandes espectáculos, le recomendamos que compre una entrada con bastante antelación. Para los espectáculos más pequeños o los que todavía no son muy conocidos, podrá comprar entradas en alguna de las taquillas de Times Square.

En Nueva York hay muchos museos, además de muchas otras atracciones: tendrá que elegir qué quiere ver. Por ejemplo, hay tres museos conocidos en todo el mundo dedicados exclusivamente al arte moderno: el Museo Guggenheim, el MoMa (Museo de Arte Moderno, y el Museo Whitney de Arte Estadounidense. En el Museo Nacional de los Indios Americanos podrá aprender la historia, los rituales y las costumbres de la población original de América. No se pierda el fantástico museo de historia natural, El Museo Americano de Historia Natural, que cuenta con el Centro Rose para la Tierra y el Espacio, posiblemente todavía más espectacular. La historia de la ciudad cobra vida mediante el arte, la fotografía, las maquetas y los trajes que podrá admirar en el Museo de la Ciudad de Nueva York.

Otro paisaje que le resultará familiar: la Estatua de la Libertad. Pero ver la Estatua de la Libertad de cerca no tiene nada que ver con verla en una pantalla de televisión. Por razones de seguridad, ya no se puede subir a la corona de la Señora Libertad. Sin embargo, desde la Estatua de la Libertad puede viajar hasta la Isla Ellis, el antiguo punto de llegada de los inmigrantes. A veces recibe el apodo de Isla de las Lágrimas, ya que a algunos inmigrantes se les negaba el acceso a la Tierra de las Oportunidades después de un largo viaje por el mar.

Podrá irse de compras en cualquier zona de Nueva York, pero la mejor calle comercial es la Quinta Avenida, donde podrá encontrar tiendas de los mejores diseñadores. Esta zona está reservada a aquellos que tengan un buen presupuesto, ¿pero sabía que en Nueva York también puede conseguir ropa de marca con grandes descuentos? En Century 21, que tiene varias tiendas repartidas por Nueva York. Hay un Century 21 en la Zona cero. El Puerto Marítimo de South Street también es una acogedora zona comercial, pero es mucho más que eso. Hay buenos restaurantes y podrá disfrutar de una maravillosa vista desde el Puente Brooklyn. Además, en Greenwich Village (también conocido como The Village), encontrará bonitas tiendas con objetos a menudo originales.

Central Park es el pulmón verde de Nueva York. En este enorme parque siempre hay algo que hacer. ¿Quiere saber el qué y dónde? Entonces diríjase al centro de visitantes, The Dairy, en la entrada sureste del parque. Aquí no solamente podrá comprar un mapa, sino también encontrar información sobre eventos.

Nueva York y sus alrededores

Nueva York es una ciudad enorme, así que tendrá que recorrer bastantes kilómetros antes de poder librarse del bullicio de la ciudad. Long Island, al este de Nueva York, está formada principalmente por suburbios. En la costa sur de esta alargada península podrá encontrar algunas playas. No suelen ser playas tranquilas, porque los millones de neoyorquinos y quienes viven en los suburbios también saben de su existencia. Al sur de la ciudad también podrá encontrar playas y complejos turísticos, como Atlantic City, un verdadero paraíso de juego y apuestas.

Si conduce hacia el norte desde Manhattan, atravesando el puente George Washington, llegará al valle del Río Hudson. En sus orillas hay colinas boscosas y en otoño (lo que los americanos llaman el Indian Summer) se convierten en un impresionante festival de colores. Un poco más al norte están las Montañas Catskill. Podrá pasear durante horas por los enormes bosques, en los que encontrará algunos lagos y un río poblado de truchas. El artístico pueblo de Woodstock (sí, del famoso festival de pop de 1969) también se encuentra en Catskills.

Si continúa hacia el norte, terminará en Albany, la capital de el estado de Nueva York. Albany se encuentra donde confluyen el Hudson y el Río Mohawk, y fue fundada por los neerlandeses en el siglo XVII bajo el nombre de Fort Orange. Cada año, su importancia histórica se celebra con el Festival de los Tulipanes. Cada primer viernes del mes podrá visitar exhibiciones, galerías y conciertos de manera gratuita.

En Nueva York hay alojamiento de sobra, pero el precio de los hoteles en Manhattan es bastante alto. Como alternativa, puede reservar un hotel en Nueva Jersey o en el distrito de Queens. Gracias al excelente transporte público llegará enseguida al centro de Manhattan. Nueva York es una ciudad en donde constantemente se hacen negocios y congresos, además de ser una gran atracción turística. Por tanto, le recomendamos que reserve su hotel con bastante antelación.

Aparcamiento

No es aconsejable que conduzca por el centro de Nueva York. Siempre hay mucho tráfico y es especialmente difícil encontrar un hueco para aparcar, además de que las tarifas de aparcamiento son muy altas. Algunos hoteles ofrecen aparcamiento, pero también suele salir caro. Si quiere realizar excursiones por los alrededores de Nueva York, un coche de alquiler es un buen medio de transporte.

Aeropuerto

El aeropuerto principal de Nueva York es el Aeropuerto John F. Kennedy, más conocido como "JFK". Se puede llegar a él en coche de alquiler a través de Van Wyck South o la Autopista de Nassau. Van Wick es una carretera en la que suele haber bastante tráfico durante el día. ¡Conducir desde Manhattan hasta JFK puede llevarle hasta dos horas!

Las aerolíneas de bajo coste vuelan al Aeropuerto Internacional Libertad de Newark, en Nueva Jersey, al suroeste de Manhattan. La red de carreteras de los alrededores de Newark puede resultar confusa para los conductores, así que prepare de antemano el camino que quiere seguir.