Alquiler de coches Ibiza (ciudad)

¡Busque, compare y reserve!

Indicar ciudad o código de aeropuerto
¿Por qué reservar a través nuestro?
  • Cancelación sin cargo Hasta 48 horas antes de la hora de recogida acordada
  • Mejor precio garantizado ¿Has encontrado un precio mejor? Cuéntanoslo y te haremos una oferta mejor
  • 8000+ lugares de recogida Ubicaciones en todo el mundo
Cancelación sin cargo
Mejor precio garantizado
Su socio desde 2004

Alquiler de coches Ibiza (ciudad)

  1. Página de inicio
  2. Alquiler de coches Ibiza (ciudad)

Alquilar un coche en Ibiza (ciudad) es fácil, rápido y transparente en Alquiler-de-coches.es. Le mostramos las opciones más económicas de la amplia gama de coches de alquiler en 125 países y 17.000 lugares de todo el mundo. Ofrecemos un coche de alquiler con todo incluido en Ibiza (ciudad), al mejor precio y ¡le garantizamos el mejor servicio!

Información sobre Ibiza (ciudad)

Compañía de alquiler Ibiza (ciudad)
Compañía de alquiler Ibiza (ciudad)

Ibiza es la principal isla de juergas de Europa. Sexo, drogas y rock 'n' roll. Mega discotecas. Bailar hasta el amanecer. Tumbarse en la playa a recuperarse de la noche anterior y recobrar fuerzas para la noche siguiente. Esto es Ibiza, ¿verdad? Sí, en parte sí, pero Ibiza tiene mucho más que ofrecer. Siga leyendo.

Empecemos por dos leyendas. Los fenicios, que colonizaron la isla hace 2600 años, creían que la isla de Ibiza tenía poderes mágicos. ¿Que por qué? Porque en Ibiza no había ninguna planta, reptil, insecto o cualquier otro animal que resultara peligroso para los humanos.

En la roca Es Vedra cerca de Cala D'Hort, ni siquiera hay ningún tipo de vida animal. El cura carmelita Don Francisco Palau solía pasar días meditando aquí, y describió avistamientos de "extraterrestres rodeados de luz". Por miedo (¿o por respeto?), los pescadores siguen sin aventurarse por los alrededores de esta roca...

Dalt Vila es la zona más antigua de la ciudad de Ibiza (cuyo nombre oficial es Eivissa) y está amurallada. Hace 2600 años los fenicios fundaron una colonia aquí, de la que apenas quedan indicios. Las casas, las calles y la catedral se remontan a la Edad Media. Dalt Vila, que significa "Ciudad Alta", tiene dos puertas de entrada. Para llegar a la entrada principal tendrá que realizar un ascenso regular. El Portal de Ses Taules se encuentra detrás de un puente levadizo y está flanqueado por dos estatuas. Justo detrás está la plaza central, Plaza de Vila. Se puede acceder a la otra puerta de entrada, el Portal Nou, subiendo por una colina menos escarpada que se encuentra tras la Plaza del Parque. Las casas del casco antiguo tienen robustas puertas de madera que suelen permanecer abiertas durante el día y le permitirán echar un vistazo a los hermosos patios interiores. En Dalt Vila podrá encontrar muchas cafeterías y magníficos restaurantes, además de tiendas que venden productos artesanales únicos en la isla.

La catedral se yergue orgullosa sobre las casas. Se construyó en el siglo XIV, donde antiguamente había una mezquita árabe. Queda muy poco de la catedral original: únicamente la torre es originaria de esta época. En el siglo XVIII, después de que las tropas españolas conquistaran Ibiza, la iglesia fue reconstruida.

La Necrópolis Púnica del Puig des Molins es una necrópolis fenicia. ¡En este cementerio subterráneo se encontraron nada menos que cuatro mil tumbas! El Museo Arqueológico está conectado al cementerio. Se puede aceder por la Via Romana.

Y luego está la vida nocturna de Ibiza, que es la atracción principal para la mayoría de los turistas. En Dalt Vila hay muchas cafeterías y restaurantes, pero todos cierran a medianoche excepto por la discoteca gay Anfora. La verdadera diversión está en la zona del puerto. A unos quince minutos a pie del puerto encontrará las discotecas más grandes, como Pacha y El Divino. Si quiere hacer una entrada espectacular, puede alquilar un barco en el puerto que le llevará directamente a la puerta de El Divino.

La Ciudad de Ibiza y sus alrededores

Cerca de la playa del Port de Sant Miquel hay un misterioso sistema de cuevas (Cova De Can Marça) con impresionantes estalagmitas y estalactitas. Antiguamente, estas cuevas eran utilizadas por contrabandistas.

Cerca de Sant Josep de sa Talaia podrá encontrar restos de la ciudad fenicia de Sa Caleta, que datan del siglo VIII a.C.

Desde Ibiza podrá llegar fácilmente en barco a la isla de Formentera, más pequeña, donde encontrará hermosas playas. Además, suelen estar menos abarrotadas que las playas de Ibiza.

Aparcamiento

Puesto que Ibiza es cada vez más popular, aparcar en la ciudad se ha convertido en un desafío. Podrá dejar su coche de alquiler en las zonas azules durante un máximo de 2 horas si paga en un parquímetro. Si hay una línea amarilla, no podrá aparcar. Como alternativa, también puede aparcar el coche en alguno de los aparcamientos de las afueras de la ciudad. Hay autobuses gratuitos que le llevarán al centro. También hay un descampado cerca del Hotel Royal Plaza donde podrá dejar su coche a cambio de una tarifa.

Aeropuerto

El Aeropuerto de Ibiza está a siete kilómetros al suroeste de la capital. Se puede llegar al aeropuerto fácilmente con un coche de alquiler: hay una sola carretera que lleva al aeropuerto, la PM-801. Desde la PM-803 (Ibiza-San José), tome la salida situada en el kilómetro 4.