Alquiler de coches Dubrovnik

Indicar ciudad o código de aeropuerto
Mejor precio garantizado
Cancelación sin cargo
Su socio desde 2004

Alquiler de coches Dubrovnik

  1. Página de inicio
  2. Alquiler de coches Dubrovnik

Alquilar un coche en Dubrovnik es fácil, rápido y transparente en Alquiler-de-coches.es. Le mostramos las opciones más económicas de la amplia gama de coches de alquiler en 125 países y 17.000 lugares de todo el mundo. Ofrecemos un coche de alquiler con todo incluido en Dubrovnik, al mejor precio y ¡le garantizamos el mejor servicio!

Información sobre Dubrovnik

Compañía de alquiler Dubrovnik
Compañía de alquiler Dubrovnik

La pintoresca ciudad de Dubrovnik se encuentra en el sur de Croacia, entre el mar azul y las escarpadas rocas. Algunas familias reales europeas y otros europeos adinerados ya hicieron de Dubrovnik su destino vacacional en el siglo XIX. Por esta razón, Lord Byron la llamó la "Perla del Adrático. La ciudad está protegida por una muralla, en cuyo interior descubrirá un verdadero tesoro formado por edificios, iglesias y museos.

La puerta principal de la antigua ciudad es la Puerta de Pila, que se remonta al siglo XV y es lo único que queda del Fuerte de Pila que se erguía en este lugar. Fíjese en la pequeña estatua del santo Blas de Sebaste, patrón de la ciudad, que se encuentra en el nicho. Cerca de esta puerta empieza la Stradùn, la calle principal que cruza Dubrovnik hasta la Puerta de Ploce. Esto solía ser un canal, pero se drenó en el siglo XII. Al principio de esta calle hay un enorme bebedero, la Fuente de Onofrio. Ya en el siglo XV el agua se transportaba hasta Dubrovnik desde un manantial que se encontraba a 20 kilómetros. En la Stradùn encontrará muchas tiendas, cafeterías, restaurantes y bares. Un poco más al este llegará a la Loza, la plaza que marca el centro de la antigua ciudad de Dubrovnik. En la plaza se encuentra el puesto del centinela, de estilo barroco, un campanario que data del siglo XV, y la Iglesia de San Blas. La iglesia barroca fue construida en 1715 en el mismo lugar en el que solía haber una iglesia románica que fue destruida durante un terremoto en 1667. La parte exterior de la iglesia de San Blas está hermosamente decorada, pero su interior es más bien austero. Podrá observar una interesante estatua de San Blas sujetando una réplica de la ciudad de Dubrovnik antes del terremoto. En la plaza Loza hay una segunda fuente de Onofrio, más pequeña que la gran Fuente de Onofrio.

Siempre suele haber mucha gente en la Iglesia y Monasterio franciscano, ya que es una de las principales atracciones turísticas. Para evitar las aglomeraciones, es mejor que lo visite temprano. El portal de la parte sur y la farmacia son lo único que queda del monasterio original del siglo XIV; el resto fue reconstruido después del terremoto de 1667. El claustro no es solamente una construcción impresionante, sino que además le permitirá protegerse del sol abrasador durante el verano. El monasterio incluye un museo en el que podrá contemplar un cuadro de San Blas. Aquí también podrá aprender cómo se hacía la medicina en la época medieval.

Uno de los pocos edificios que sobrevivió al terremoto de Dubrovnik es el Palacio Sponza. Este Palacio, en el que se mezclan los estilos gótico tardío y renacimiento, solía ser una oficina de aduanas y un puesto de peaje. En la pared hay una cita que hace referencia a esa época: "Cuando mido las mercancías, Dios mide conmigo." O: si estafas a la gente, Dios te castigará. Actualmente hay exhibiciones y un pequeño museo dedicado a las víctimas de la Guerra Civil de Yugoslavia.

En el Fuerte de San Juan se encuentra el Museo Marítimo, que muestra un buen resumen de la historia marítima de Dubrovnik mediante maquetas de barcos, antiguas cartas náuticas y cuadernos de bitácora. El fuerte también tiene un pequeño Acuario con especies del Mar Adriático.

Dubrovnik solía ser una república independiente llamada Ragusa, que estaba dirigida por un Rector desde el Palacio del Rector. Para los tiempos que corrían, Dubrovnik era bastante democrática: el Rector estaba en el poder durante un tiempo limitado, y solamente podía dejar el palacio en ocasiones formales. Durante los meses de verano suele haber exhibiciones de música y danza en el Palacio del Rector.

La Catedral de Dubrovnik se remonta a principios del siglo XVIII, aunque en el lugar donde se sitúa se han encontrado restos de antiguas iglesias que datan del siglo VII al siglo XII. Según cuenta la leyenda, fue fundada por Richard Leeuwenhart que decidió construir una iglesia después de haber sido rescatado de ahogarse durante una violenta tormenta cerca de Dubrovnik.

Dubrovnik y sus alrededores

Dubrovnik es el punto de salida perfecto para explorar las playas de los alrededores y las islas del Adriático. Cerca de la ciudad, en una península, se encuentra la famosa Playa de Copacabana. Su nombre no fue elegido al azar: cerca de la playa hay muchos restaurantes, bares y discotecas.

Desde el puerto se tardan menos de quince minutos en llegar a la Isla de Lokrum. En esta isla no hay ningún otro edificio aparte del monasterio Benedictino, y está poblada de pavos reales. Podrá pasear por la isla a pie, pero también alquilar una bicicleta para recorrerla.

Un poco más lejos de Dubrovnik (a una hora en barco) se encuentra la alargada isla de Mljet, una de las más hermosas de los alrededores. Mljet es, en su mayor parte, un parque nacional. Aquí también podrá alquilar bicicletas (y scooters). Las Islas Elaphiti (Koloèep, Lopud and Èipan), aunque más pequeñas, se están volviendo cada vez más populares.

Aparcamiento

El casco antiguo de la ciudad es totalmente peatonal así que no podrá conducir por él. Encontrar un aparcamiento fuera del centro de la ciudad es complicado. La mayoría de los aparcamientos están ocupados, sobre todo durante los meses de verano. Si llega temprano puede que todavía encuentre un hueco, pero entre más tarde, más tendrá que alejarse del centro de la ciudad para aparcar su coche de alquiler.

Aeropuerto

El Aeropuerto de Dubrovnik se encuentra a quince minutos al sureste de la ciudad. Puede llegar a él fácilmente con un coche de alquiler. La carretera principal del este de la ciudad (Jadranska cesta) se convierte en una autopista que bordea la costa y lleva directamente al aeropuerto. El camino está claramente señalizado.